REGIONAL 1. CIUDAD DE BUENOS AIRES
ASOCIACION DEL MAGISTERIO DE ENSENANZA TECNICA
no_indent.png

Turismo

alt
Conformadas por un conjunto de cataratas sobre el río Iguazú, totalmente insertadas en áreas protegidas, se emplazan entre la provincia de Misiones y el estado de Paraná de Brasil. El sitio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, no sólo por su inmensa belleza sino por la riqueza bioambiental que representan. Aptas para visitar en cualquier momento del año, se presentan como un destino ideal que puede requerir entre dos y cinco días de estadía según las actividades que se prevean realizar.
Dentro del Parque Nacional Iguazú (Argentina) hay varias maneras de acercarse a contemplar los magníficos saltos de agua que brotan entre la selva subtropical. Los senderos se dividen en inferior y superior permitiendo distintos puntos de vista de las cascadas y la exuberante vegetación. En muchos casos la explosión de agua sobre las rocas forma cortinas de humedad que se sienten en la piel al andar.
En este espacio, el sendero Macuco es uno de los más populares para la realización de trekking: un paseo selvático que conduce a una pendiente de agua de 20 metros y en cuyo recorrido pueden observarse monos carayá, coatíes, pavas de monte, insectos y otras especies.Sin embargo, la estrella del parque es, sin dudas, la Garganta del Diablo, a la que se accede mediante un pequeño tren ecológico y una caminata por una pasarela de más de mil metros que serpentea entre el río y las islas hasta finalizar en los amplios balcones que se ubican de frente a la gran caída de 80 metros, en constante movimiento, vapor y estruendo. Un espectáculo imponente e irrepetible.
Desde el lado brasileño las cataratas pueden observarse con una perspectiva diferente pero de similar belleza, con propuestas de actividades que invitan más a la aventura y la adrenalina. Rappel, paseos en gomones en rápidos y sobrevuelos en helicóptero son algunas de las alternativas.
Dentro del Parque Nacional do Iguaçu, las cataratas pueden verse totalmente de frente, lo que permite dimensionar de mejor forma su grandeza geográfica. La selva que lo circunda explota en verdes de palmeras, bambúes, hiedras y enredaderas que forman una capa densa, casi impenetrable, habitada por numerosas especies animales.
Las Cataratas del Iguazú son increíblemente bellas en cualquier momento del año, con características únicas en cada país. Por este motivo, lo ideal es visitar ambos lados y dedicarles un tiempo razonable para disfrutarlos.
no_indent.png