REGIONAL 1. CIUDAD DE BUENOS AIRES
ASOCIACION DEL MAGISTERIO DE ENSENANZA TECNICA
no_indent.png

Turismo

altAl transitar la capital catamarqueña su fisonomía entre clásica y moderna denota la clara influencia de la conquista española. Esto, sobre todo se percibe en las tradiciones católicas, por lo que –más allá de si se es o no creyente- un paseo obligado es la Catedral Basílica Nuestra Señora del Valle. El imponente templo fue construido entre 1859 y 1869 por el arquitecto italiano Luis Caravatti y declarado Monumento Histórico Nacional en 1941. El sitio cuenta con una gran nave principal y dos laterales, siete capillas intercomunicadas entre sí, adornadas con frescos y esculturas de inmenso valor artístico. En las afueras de la ciudad, la Gruta de la Virgen del Valle es otro de los puntos convocantes. Entre 1618 y 1620, allí fue hallada la imagen mística que, según narra la leyenda, regresaba sola a su lugar cada vez que alguien la trasladaba a otro destino.
La plaza 25 de Mayo es el paseo público más importante de San Fernando del Valle, se destaca por su diseño, espacios verdes, fuentes y esculturas que lo ornamentan. La Manzana del Turismo es otro de los imperdibles que recibe más de 20 mil visitas al año, con una amplia variedad de productos artesanales y gastronómicos.
La Fábrica de Alfombras permite contemplar el arte del tejido en vivo, y el Museo Arqueológico Adán Quiroga, constituye el reservorio cultural más amplio de la provincia, con muestras de diferentes culturas originarias que poblaron este territorio. Histórica y diversa es San Fernando del Valle de Catamarca, refugio de antiguas tradiciones, se erige también como la puerta de acceso ideal para ir a conocer otros destinos de la provincia.
alt
Si de puntos de acceso se trata, el otro destino, Villa Unión, marca el ingreso a la bella Puna Riojana. Como parte del circuito que recorre el Valle del Bermejo, este espacio presenta naturaleza autóctona y paisajes de increíbles geoformas, combinados con exquisitos cultivos de vides. Además, con servicios de alojamiento cálidos, es una de las paradas más cercanas al Parque Nacional Talampaya, una inmensa reserva natural, que fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.
Villa Unión es también el destino de salida y llegada de la majestuosa Cuesta de Miranda. Un entorno naturalmente colorido que conecta con el Valle de Famatina. A su vez, la ciudad ofrece paseos comerciales, productos regionales y gastronómicos tradicionales. Un lugar que refleja la esencia riojana e invita a descubrir el noroeste.
San Fernando del Valle de Catamarca y Villa Unión en La Rioja conforman, con sus particularidades, un pequeño muestrario de la inmensidad que el territorio argentino presenta. Dos destinos que todo turista debe tener en su diario de viaje.

no_indent.png