REGIONAL 1. CIUDAD DE BUENOS AIRES
ASOCIACION DEL MAGISTERIO DE ENSENANZA TECNICA
no_indent.png

Salud

Si bien el estrés puede ser positivo –ya que es lo que da energía y entusiasmo para llevar adelante un trabajo intenso-, lo cierto es que los modos de vida actuales donde prima la inmediatez, las presiones y las condiciones laborales pueden tensar al máximo al trabajador y llevarlo a padecer un desequilibrio psicofísico. Además, la profundización de este estado puede acarrear enfermedades más severas e incluso, irreversibles.
En los últimos años, en el mundo se ha instalado en los medios el tema del estrés laboral crónico que, en ocasiones puede derivar en el burnout, o síndrome de la cabeza quemada. A pesar de que le puede ocurrir a cualquier trabajador, lo cierto es que esta problemática es más frecuente entre quienes se desempeñan en áreas como la salud (médicos y enfermeros), la docencia y entre los teleoperadores.
Muchas veces, situaciones como el aumento de la glucemia, la acidez estomacal, la dificultad para conciliar el sueño y las contracturas, son indicios que muestran un posible caso de exposición prolongada a este fenómeno.
Por este motivo, los especialistas recomiendan estar atento y en caso de que una persona se mantenga física, emocional o psicológicamente agotada, se debe actuar con rapidez. A pesar de que concretar pequeños cambios en los hábitos cotidianos, el cuidado en la alimentación y la realización de ejercicio son recomendables, cuando se trata de estrés laboral es fundamental buscar el modo de controlar la forma en que se trabaja y emprender cambios duraderos. A su vez, consultar a los profesionales adecuados, también ayuda a reforzar el bienestar personal.

no_indent.png