REGIONAL 1. CIUDAD DE BUENOS AIRES
ASOCIACION DEL MAGISTERIO DE ENSENANZA TECNICA
no_indent.png

Salud

El cambio de estación y el descenso de temperatura son las principales razones por las cuales la mayoría de las personas abandonan las rutinas deportivas o los ejercicios físicos al aire libre. Incluso hasta los más activos suelen rendirse ante la llegada del frío. Un error que suele cometerse bajo pretexto de que el clima puede acarrear enfermedades.
Más allá de la tendencia habitual a buscar protección y asilo en el sillón y manta más cercanos al calefactor, lo cierto es que mantener el ritmo es de vital importancia. Médicos, nutricionista y deportólogos coinciden que ejercitarse en clima frío puede aumentar hasta en un 30% la quema de calorías, debido a la necesidad natural del organismo de mantener el calor corporal. Además, el corazón se fortalece, quedando menos vulnerable ante posibles enfermedades crónicas y, a su vez, mejora el sistema inmunológico.
En un momento tan propicio para los resfriados, el ejercicio se vuelve un gran aliado para evitarlos. La actividad regular ayuda a reforzar las defensas y el cuerpo se vuelve más fuerte para presentarle batalla a los virus y bacterias estacionales.
En una época en que es habitual que el consumo de alimentos ricos en grasas aumente, al igual que la ingesta de chocolates, sopas y estofados, compensar al metabolismo realizando ejercicios físicos ayuda también a mantenerlo en forma. No obstante, para no correr riesgos innecesarios es fundamental tener en cuenta algunos factores antes de salir a correr por el parque o realizar caminatas extensas:
-Abrigarse adecuadamente. Cuidando de no excederse y usando varias capas de ropa para facilitar su quita acorde al momento térmico.
-Realizar ejercicios de precalentamiento y estiramiento muscular.
-Hidratarse antes, durante y después de cada actividad. Al igual que durante el verano, aunque se sienta distinto, el cuerpo pierde mucho líquido a través del sudor.
-Finalmente, el factor psíquico emocional también entra en juego, por ello es fundamental elegir un tipo de actividad que cause placer ya que de lo contrario, se estará mucho más expuesto a abandonarla por aburrimiento o descontento.
Haga frío o calor, la realidad es que nada le hace mejor al cuerpo que una buena rutina de ejercicios adaptada a las necesidades y estado de salud de cada persona.

no_indent.png