REGIONAL 1. CIUDAD DE BUENOS AIRES
ASOCIACION DEL MAGISTERIO DE ENSENANZA TECNICA
no_indent.png

Género

En el ranking mundial del Women 20 (el foro de género del G20), entre 144 países la Argentina se ubica en el puesto 33 con respecto a igualdad de géneros, y en el lugar 101, en lo que se refiere a participación y oportunidades económicas.
En las últimas décadas, la intervención de las mujeres en el mercado laboral viene creciendo de manera significativa, tanto que pasa de representar casi el 37% en los 90, a más del 46% en 2014. Con esa tendencia, cada vez son más las mujeres que se constituyen como el principal sustento económico, y hace tiempo que la idea de salario complementario al del varón deja de ser real.
Sin embargo, todavía quedan muchos temas por abordar, que se constituyen como verdaderos problemas y plantean a la sociedad en su conjunto, el desafío de alcanzar la igualdad de géneros.
Sin ser una cuestión exclusiva del trabajo, en este ámbito las desigualdades se tornan patentes. Esto se ve por ejemplo con la distribución de los ingresos, ya que se calcula que los varones ganan en promedio –en general- un 47% más, lo que se agrava en provincias como Salta, Misiones y Chubut, donde la media asciende hasta el 65%. Si bien la capacitación y la formación reducen la brecha, lo cierto es que las mujeres igual encuentran trabas en el mercado: no es casual, que en cuanto a los cargos ejecutivos en empresas, sólo ejerzan el 7%.
En épocas de crisis, en primer término, el impacto recae directo sobre las mujeres. De acuerdo al INDEC, con una recesión de la economía del 2,3% en 2016, en la Ciudad de Buenos Aires se amplía un poco la brecha salarial entre géneros, con lo que las mujeres perciben salarios un 20% menores que los de los varones.
Estas problemáticas que se producen y reproducen con relación al trabajo, se encuadran dentro de las violencias de género que experimentan las mujeres, que se tipifican en física, psicológica, sexual, simbólica, y económica y patrimonial. Violencias, que muchas veces son aceptadas socialmente y que a las claras condicionan el desarrollo de la sociedad y obligan a comprometerse en la lucha por la igualdad.

no_indent.png