REGIONAL 1. CIUDAD DE BUENOS AIRES
ASOCIACION DEL MAGISTERIO DE ENSENANZA TECNICA
no_indent.png

Salud


Y ese es el motivo por el cual más de 25 organizaciones de 17 países aunaron esfuerzos y establecieron que, desde ayer, todos los 8 de mayo serán "Día Mundial del Cáncer de Ovarios". Se busca generar conciencia sobre este tipo de tumor que anualmente se diagnostica en 250.000 mujeres en el mundo y causa 140.000 muertes. En la Argentina, uno de los organizadores fue Macma (Movimiento Ayuda Cáncer de Mama), que extendió su trabajo a pacientes que sufren cáncer de ovarios. "Se organiza esta movilización porque es el más frecuente de los cánceres ginecológicos, después del de mama", explicó a LA GACETA desde Buenos Aires la Psicooncóloga Elsa Diggs, de Macma. 


La jornada de ayer buscó también crear conciencia sobre los derechos de las mujeres que padecen cáncer y organizarlas, para impulsar propuestas en su beneficio y en el de sus familiares: "cuando las personas se unen por una misma causa, grandes cosas suceden. Lo que las campañas contra el cáncer de mama han logrado en los últimos 15 años es altamente motivador. Es momento de ocuparnos del cáncer de ovario", afirmó ayer Elisabeth Ross, presidenta del Comité del Día Mundial del Cáncer de Ovario. 

Señales ambiguas 
El desafío es mucho más duro porque, a diferencia de lo que ocurre con el de mama y el de cuello de útero, no hay técnicas de diagnóstico específicas, explicó el doctor Felipe Palazzo, del servicio de oncología del Hospital Padilla y oncólogo de la filial Tucumán de Lalcec (Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer), que también organiza esta jornada. La falta de técnicas y la ambigüedad de los síntomas dificulta la detección temprana. "Es traicionero: para cuando aparece la distensión abdominal, a menudo se encuentra avanzado", añadió. Sin embargo, no hay que caer en la resignación."Normalmente aparece en mujeres mayores de 45 años, y está relacionado con rasgos hereditarios. Eso permite acotar la población de riesgo: quienes tengan antecedentes familiares de adenocarcinoma de ovarios o de otros órganos (estómago, colon, mama...) deberían extremar sus controles ginecológicos (incluido el tacto de los ovarios) y, por supuesto, comunicar estos antecedentes a su médico. Una ecografía transvaginal puede ser una ayuda -advirtió el especialista-. Aunque no sea sencillo, hay que agotar las medidas de precaución. Ante cualquier duda, debe hacerse una consulta". Diggs señaló por su parte que a estos problemas hay que sumarles las implicaciones emocionales. "En cáncer todo es tratable, pero en el caso de los tumores ginecológicos (y el de ovarios en particular) la charla con el profesional debe ser muy clara, para saber las secuelas de los tratamientos en relación con la calidad de vida. Porque no sólo aparece la cuestión de la infertilidad, sino todo lo que atañe a la feminidad y al esquema corporal", advirtió. 

Dónde buscar apoyo 
Las obras sociales están obligadas por ley a hacerse cargo de todos los tratamientos oncológicos y los de apoyo, incluida la psicoterapia del paciente y de su familia. Y quienes no cuentan con obra social, encontrarán en Lalcec una mano tendida. 

El doctor Palazzo y la abogada Teresa Jozami explicaron que ellos prestan servicios gratuitos, que incluyen estudios diagnósticos, consultas médicas y medicamentos. "También contamos con psicooncólogos, que atienden a las pacientes y a sus familiares. Los ginecólogos Guillermo Cohen Imach y Agustín Apás, del Hospital Padilla, que supervisan los casos", añadió Jozami.

Si tenés dudas, consultá
No hay síntomas específicos; y los inespecíficos pueden indicar otros problemas. Pero si tenés más de 40 y antecedentes familiares sospechá de los períodos irregulares en combinación con problemas intestinales, hinchazón, dolor en la zona baja (intestino, piernas), aumento inexplicable del tamaño de los ovarios.
http://www.macma.org.ar/

no_indent.png