Turismo

alt
Emplazada dentro de Río Negro, la ciudad de San Carlos de Bariloche recibe alrededor de un millón de visitantes al año, gran parte de ellos en época invernal. Además de ser elegida por los argentinos, se destaca por la afluencia de turistas provenientes de Europa y Sudamérica. Entre sus distintivos se encuentra el hecho de estar ubicada dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, en la ribera sur del lago que lleva el mismo nombre, junto a la majestuosa Cordillera de los Andes.A la par, cuenta con reservas naturales que incluyen lagos, bosques y montañas, que dibujan un paisaje perfecto.
Uno de sus mayores atractivos durante el invierno, lo constituye un gran centro de esquí. El Cerro Catedral cuenta con 120 kilómetros de pistas y 600 hectáreas esquiables. Con posibilidades para todos los gustos y habilidades, allí se encuentra una pendiente mínima de tres grados para principiantes y una máxima que llega a sesenta para los más avanzados. Con espacios para tránsito de peatones que simplemente deseen observar el paisaje, en el lugar también hay más de 30 medios de elevación aptos para mover a miles de personas.
Si bien el deporte blanco suele ser lo más convocante en momentos de nevadas, la ciudad cuenta con diversos atractivos que van más allá. Numerosas excursiones y paseos tradicionales pueden realizarse en cualquier momento del año, como navegar hacia la Isla Victoria. Esta alternativa, una de las más populares, comienza en Puerto Pañuelo, desde donde se realiza un recorrido de alrededor de 10 kilómetros hasta el Puerto Anchorena ubicado en la isla. El paseo lacustre permite disfrutar el lago Nahuel Huapi con su azul intenso, los árboles verdes y los picos inmensos de la cordillera. Luego de este recorrido se puede navegar hasta el Parque Nacional los Arrayanes para contemplar una reserva, única en el mundo, compuesta por un bosque repleto de arrayanes de 15 metros de altura que alcanzan los 600 años de edad.
altEl llamado Circuito Chico es otro de los paseos tradicionales que incluye los atractivos geográficos más cercanos a la ciudad. Al Igual que una visita al Cerro Tronador; el clásico recorrido por el Centro Cívico; los paseos comerciales y la degustación de exquisitos chocolates.
No por nada, la ciudad fue nombrada Capital Nacional de la Aventura en 2012 y Capital Nacional del Chocolate unos años más tarde.
La actividad nocturna también es destacada con una gran cantidad de pubs, confiterías, boliches bailables de nivel internacional y un casino.Un destino con decenas de posibilidades, para todos los gustos y edades, que enamora desde distintas perspectivas